DE TAL MANERA AMÓ DIOS AL MUNDO, QUE DIO A SU ÚNICO HIJO, para que TODO AQUEL QUE EN EL CREE, NO SE PIERDA, MAS TENGA VIDA ETERNA. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El.
EL QUE EN EL CREE, NO ES CONDENADO; pero el que no cree, ya ha sido condenado...
Y esta es la condenación: que LA LUZ VINO AL MUNDO, Y LOS HOMBRES AMARON MÁS LAS TINIEBLAS QUE LA LUZ, porque sus obras eran malas.
Todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a ella para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios. Juan 3:16-21

31 de octubre de 2011

Fuente de Vida Eterna - Poesía de Eve

Una amiga de Palabras para Animar nos envió esta poesía, la publicamos con su permiso para compartirla con todos ustedes.


Hay una fuente de vida
cuyas aguas fluyen sin cesar
desde el trono de Dios
para todo el que sediento está.

Fuente inagotable de vida eterna;
agua viva, pura y fresca,
para el alma triste y seca
que desea beber del río de Dios.

Los sedientos de este mundo
vengan, prueben el agua
que el Señor ofrece a todos
gratuitamente y para siempre.

Quienes creen en Cristo serán saciados
y en sus corazones brotará
agua viva, manantial de salvación,
tal como El lo prometió.

Eve J. (Buenos Aires)
***

"Escribiremos palabras que honren Su Nombre. Dejaremos constancia de Su amor y fidelidad, que El lo llena todo y que sólo Su presencia nos hace feliz." -Palabras para Animar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada