DE TAL MANERA AMÓ DIOS AL MUNDO, QUE DIO A SU ÚNICO HIJO, para que TODO AQUEL QUE EN EL CREE, NO SE PIERDA, MAS TENGA VIDA ETERNA. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El.
EL QUE EN EL CREE, NO ES CONDENADO; pero el que no cree, ya ha sido condenado...
Y esta es la condenación: que LA LUZ VINO AL MUNDO, Y LOS HOMBRES AMARON MÁS LAS TINIEBLAS QUE LA LUZ, porque sus obras eran malas.
Todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a ella para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios. Juan 3:16-21

23 de abril de 2011

El Viaje Hacia Adentro - Gene Edwards

Una historia del amor transformador de Dios.

Este libro describe lo que un cristiano encontrará a lo largo del camino hacia la transformación de su alma por medio de la cruz de Cristo; qué parte tendrá el sufrimiento en su vida durante el viaje en esta tierra, y por qué es necesario encontrarse con el cincel de Dios.
Será no sólo una buena ayuda para los recién convertidos, sino que también le hablará con profundidad al creyente maduro.

Un sólido fundamento para una vida cristiana más profunda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario